Recife    

 

Recife

Recife, capital del estado de Pernambuco, en el nordeste de Brasil, es la ciudad más emocionante después de Salvador, con una vibrante escena cultural y de entretenimiento, una intrigante costa y un fabuloso Carnaval.

Es un lugar muy urbano de vidriosos rascacielos, congestionadas zonas comerciales, atronador tráfico y suburbios en expansión, tanto ricos como pobres.

Una vez aldea de pescadores, Recife es ahora una estrella que brilla sobre las aguas, donde dos ríos desembocan en el Océano Atlántico después de pasar por los manglares, creando uno de los estuarios urbanos más grandes del mundo.

La ciudad es apodada la “Venecia de Brasil”, en virtud de sus aguas, mientras que su nombre oficial proviene de los arrecifes de coral que se extienden a lo largo de la costa, transformando varios kilómetros de mar en piscinas naturales, una de las más bonitas zonas de playa en Brasil.

Cosmopolita, donde la arquitectura moderna coexiste con el esplendor colonial, Recife es el centro del noreste de Brasil gracias a su excelente arte, restaurantes, comercio, y educación.

Nos alojamos en el Holiday Inn Recife, un moderno y atractivo hotel ubicado en el famoso barrio de la Playa Boa Viajem, a solo dos cuadras del mar y cerca de excelentes tiendas y restaurantes.

Además de las playas, la mayoría de los sitios de interés se encuentran en o alrededor del centro histórico de la ciudad. Con sus museos, centros culturales, plazas públicas, bares y cafés con música y atractivos folclóricos, es un gran lugar para explorar.

El centro histórico está repleto de numerosas mansiones antiguas e impresionantes iglesias barrocas del siglo XVII y XVIII, dignas de admirar. La primera que visitamos fue la Capela Dourada, una iglesia de 1696 y una joya del barroco brasileño.

Más al sur se extiende una bulliciosa zona comercial con tiendas y puestos en todas las calles, salpicadas de iglesias coloniales en ruinas y bellas fachadas. Este distrito palpita con la vida de la ciudad durante la semana, pero está desierta los domingos.

La Concatedral de São Pedro dos Clérigos es otra iglesia barroca del siglo XVIII con increíblemente bellas tallas de madera y vistas al Patio de São Pedro, una plaza peatonal rodeada de bares, restaurantes y coloridas casas del siglo XIX.

Durante el período de ocupación holandés se construyó en Recife. El Kahal Zur Israel, la sinagoga más antigua del Nuevo Mundo. Alojada en una estructura del siglo XVII con interesantes pinturas murales, ahora es un centro cultural judío abierto a los visitantes.

También recorrimos el El Museu do Homem do Nordeste, con exhibiciones antropológicas de la vida del hombre en el noreste brasilero, así como la Oficina Cerâmica Francisco Brennand, un jardín de esculturas surrealistas del afamado ceramista.

Si te gusta ir de compras, te agradará saber que la ciudad cuenta con un gran centro comercial y varias tiendas y mercados con venta de artesanías tradicionales como alfombras, madera tallada, cerámica y joyería.

Los mercados más populares son la Feria de Artes y Oficios de Boa Viagem, el Mercado São José y la Casa da Cultura de Pernambuco.

Ninguna visita estaría completa sin un paseo por las vecinas Colinas de Olinda. Construida a principios del 1500, este encantador lugar es una de las mayores y mejores conservadas ciudades coloniales portuguesas, designada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Recife tiene una de las más ricas gastronomías de Brasil, y siempre están abriendo nuevos restaurantes. Aquí encontrarás desde platos típicos como el churrasco y la feijoada, hasta varios tipos de cocina internacional.

La vida nocturna es muy emocionante, con una amplia variedad de bares, clubes nocturnos y discotecas. Las zonas más calientes y divertidas a la noche se encuentran en Boa Viagem y en el Polo de Bom Jesús, en el barrio histórico.

 

Playa Dorada, Recife
 
 
 
 
 
     
 
Viajes a Brasil
Río de Janeiro es considerada una de las mas hermosas ciudades del mundo. Sâo Pablo es el mayor centro turístico, y la capital económica de Brasil. En Río Grande do Sul, descubrirá el Brasil Colonial. Curitiva, Florianopolis, y Porto Alegre, son un capítulo a parte en el turismo de playa. Curitiva es la ciudad del contraste étnico. Recife con sus canales y puentes, no podrás olvidarla
 
Vuelos a Brasil
El avión se impone si se tiene poco tiempo y desea visitar más ciudades. Aunque se puede viajar en coche, en tren, o en autocar, las grandes distancias entre las ciudades más importantes pronto hacen mella en cualquier itinerario. Hay vuelos Bajo Coste entre todas las ciudades del país, con aerolíneas como: Voe Bra, GOL, Ocean Air, Pantanal, Trip y Web Jet.
 
Hoteles en Brasil
Los destinos principales son Belem, Belo Horizonte, Manaus, Natal, Recife, Rio de Janeiro, Sao Paulo, Salvador de Bahia, Fortaleza, Santa Catarina, Curitiba y Natal. Utiliza nuestro buscador de hoteles en Brasil para hallar las mejores ofertas en alojamiento en Brasil para todos los gustos y presupuestos. Reserva tu hotel online en Brasil y ahorra mucho dinero.